¿Cómo escoger la cámara adecuada? - Parte 2

Actualizado: 6 de oct de 2019

En el blog pasado ¿Cómo escoger la cámara adecuada? - Parte 1, hice un análisis sobre los diferentes tipos de cámaras disponibles en el mercado con un pequeño recuento de las principales características de las cámaras compactas.


Ahora les toca el turno a las cámaras grandes o de lentes intercambiables. En esta categoría existen varias clases y se usan términos que pueden parecer intimidantes, pero se los quiero compartir para que sepan de se tratan, lo importante es la diferencia entre ellas:


- DSLR, "Digital Single Lens Reflex". Esto se refiere al mecanismo que usan para pasar la imagen del lente hacia el visor. Adentro de la cámara, justo adelante del sensor hay un espejo que refleja la imagen al visor, de ahí el término "Reflex". En el momento en que se aprieta el botón para tomar la foto, el espejo se mueve para que la luz (la imagen) pueda llegar hasta el sensor para que este la fije y la grabe en la memoria.


- SLR, "Single Lens Reflex", se refiere al mismo mecanismo de las DSLR pero con cámaras análogas, las que usan rollos.


- SLT, "Single-Lens Translucent". En las cámaras SONY el espejo no se mueve, sino que se vuelve translúcido y así deja pasar la luz hacia el sensor, por esto, estas cámaras son llamadas, SLT. La ventaja que tiene este sistema es que disminuye la vibración que produce el movimiento del espejo.


- "Mirrorless" o sin espejo. Estas, como su nombre lo indica, no tienen el espejo. La imagen que se ve en el visor y en la pantalla es una representación digital de lo que está "viendo" el sensor. Al no tener el espejo, estas cámaras pueden ser más pequeñas y menos pesadas, y también evitan la pequeña vibración que se produce al levantarse el espejo de las DSLR.


Todas estas cámaras tienen más o menos las mismas funciones y producen más o menos igual calidad de imagen. Entre las DSLR/SLT y las mirrorless, la diferencia radica en el tamaño de la cámara y que el visor es óptico en las primeras y electrónico en las mirrorless.


En este diagrama se muestra la diferencia entre una cámara DSLR y una Mirrorless


Ahora veamos las características generales que aplican para todas las clases de cámaras que mencioné al principio:

- Tamaño. Son grandes, pesan y estorban. Además, “necesitan” infinidad de accesorios, lentes, filtros, luces, trípodes, cables, control remoto… así que cuando uno menos piensa ya no es un bolsillo en la cartera sino toda la maleta de viaje para la cámara y sus complementos. Hay que tener en cuenta que cada marca tiene su línea de accesorios y que normalmente son específicos para esa marca. Existen algunas marcas "genéricas" que hacen lentes y accesorios para todas las cámaras. Hay que poner mucho cuidado al comprar para que sean compatibles con la marca y el tipo de cámara.


- Tamaño del sensor: Entre estas cámaras hay varias categorías dependiendo del tamaño del sensor. Entre más grande el sensor, mayor la resolución y la calidad de la imagen, pero también más grande y pesada la cámara.


Las que tienen el sensor más grande se llaman "Full Frame" que equivale al mismo tamaño de un negativo de 35mm. Las medidas de este sensor son 36 mm x 24 mm. Estas cámaras son las más grandes y costosas.    


Al resto se les llama "Crop Sensor" o sensor cortado. Estos sensores son mas pequeños y cada compañía usa una marca y tamaño diferentes, pero más o menos similares.


En la imagen se ve la diferencia entre los distintos tipos de sensores. El sensor es el que capta la luz y la convierte en un archivo digital. Así que entre mayor sea su área más información va a poder captar y de ahí la resolución de la imagen y el tamaño del archivo.

El rectángulo negro muestra un sensor full frame, el rojo el sensor normalmente usado en las cámaras Sony, Nikon y Pentax, y el verde un sensor de cámara compacta

- Formato de la imagen: Estas cámaras tienen la opción de escoger que la imagen se grabe en formato JPG, RAW o ambas. JPG, es el formato que todos conocemos, es el que normalmente se usa para compartir en un email o subir a un blog o website. RAW, es como los negativos de antes, es la información “cruda” tal como la captó el sensor, sin ningún tipo de compresión o edición. Estas imágenes son mucho más pesadas que las JPG porque tienen muchísima más información, dando mayor capacidad de manipulación con programas de pos-proceso como Lightroom, Photoshop, iPhoto.


- Modo automático, escenas y modos: Normalmente estos son los mismo que tienen las cámaras compactas y se usan de la misma forma. Es importante aclarar que al usar estas funciones las imágenes serán grabadas en formato JPG únicamente.

- Zoom: Estas cámaras no tienen el lente incluido en la cámara. Los lentes los venden por separado y hay muchas clases. Cada marca tiene sus lentes y no todos sirven en todas las cámaras.


Los principales tipos de lentes son: Fijos, zoom, teleobjetivos, macro, ojo de pez, gran angular y tilt/shift. Normalmente las cámaras las venden en kit con un lente zoom de rango entre 18 y 50 mm. En un futuro blog explicaré para qué se usa cada uno de estos lentes. 


- Enfoque: Estas cámaras tienen la opción de enfocar manualmente o de usar el autoenfoque dependiendo de cada situación particular, pero esta función la maneja el lente que se esté usando.


- Conectividad, GPS, Video: Por lo general las cámaras nuevas tienen estas funciones, pero algunas marcas y modelos pueden no tenerlas.


- Pantalla y viewfinder: Las cámaras de lentes intercambiables tienen además de una pantalla con varias posiciones y movimientos, un visor o "viewfinder", una mirilla que muestra la imagen que le va a llegar al sensor. A diferencia de las cámaras compactas que solo tienen la pantalla.


Teniendo claras las características y las diferencias principales entre los tipos de cámaras hay que analizar lo siguiente:


- ¿A qué le voy a tomar fotos?

- ¿Para qué voy a tomar esas fotos?

- ¿Las voy a imprimir?

- ¿Cómo y en qué tamaño las voy a imprimir?

- ¿O solo las necesito para un blog o para las redes sociales?

- ¿Cuánto tiempo y paciencia tengo para aprender a manejar la cámara?

- ¿Cuál es mi presupuesto?

- ¿Qué tanto peso y volumen tengo disponible en mi cartera para llevar una cámara?


La combinación de estas respuestas es la clave para escoger la cámara adecuada y es muy personal. ¿Para qué voy a comprar una cámara pesada y voluminosa si me va a dar pereza llevarla al paseo o al viaje? ¿Para qué comprar una cámara costosísima con muchas funciones si no tengo la paciencia o el tiempo para estudiar el manual y poder usar todas sus funciones? Si quiero imprimir mis fotos en gran formato y colgarlas en la pared de mi casa o venderlas como arte, pues entre mejor resolución tenga la cámara mejor calidad de impresión voy a tener.


Así que mi conclusión es que todas las cámaras son buenas y la mejor de todas es la que tiene uno en el momento adecuado y la que uno sepa y pueda manejar. Claro que entre más sofisticada y más grande el sensor se van a tener mejores resoluciones, y mejor capacidad de tomar fotos en condiciones difíciles como poca luz o movimiento, pero si no se saben utilizar todos estos botones y funciones es mejor la cámara sencilla, que no pesa, no estorba y siempre se lleva en la cartera y no perder el momento adecuado.


¡Al final el que toma la foto es el fotógrafo, no la cámara!


Comparte tus opiniones y sugerencias para posibles temas que te gustaría que tratara en mi blog. También me puedes contactar por email o seguirme en las redes sociales.


Muchas gracias y hasta la próxima.


0 vistas

Por favor escribirme para más información de mi trabajo o cotizar una sesión de fotografía de bienes raíces o de producto.

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Flickr Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon